theacoak theacoak

654 posts   27133 followers   345 followings

Alicia y Victor  🚀 Soñadores, quizás 🌿 Nuestro libro "El Bosque" 📎 Nuestra tienda @theacoakshop (Estreno el 15 de Julio) 📍 Barcelona ✉ theacoak@gmail.com

http://www.theacoak.es/

Llueve, aunque hubo un tiempo en el que en mi llovía cada día. Las gotas calaban y a mi no me quedaba más espacio para tanto océano.
Mi piel nunca supo ser impermeable y los problemas no me conseguían resbalar.
Yo lo acumulaba todo en la mente tratando de hacer una lista de espera para buscarle solución a todo. Lo peor es que también se acumulaban en el corazón y de ahí, es muy difícil echarlos. A veces casi imposible.
Sueño, aunque soñar nunca es suficiente. Todos mis deseos vuelan a mi alrededor y ninguno se deja atrapar. Hay quien cree que hay que esperar a que ellos solos se posen en el hombro, pero ninguna ambición querrá quedarse contigo sin antes ganarte su confianza.
Entiéndeme, no quiero que creas que me rindo antes de intentarlo, es que dar el paso no es un impulso, es un camino. Esto de llegar a la meta no es tirarse al vacío, es empezar a correr y no parar hasta conseguirlo.
Un día me dijiste que lo más importante de atreverme es que iba a confiar en mi.
He empezado a quererme porque sé que si me saltara ese paso, todo saldría mal.
💙 www.theacoak.es

Ya me lo advertiste, lo sé.
"Como sigas mirándome así no voy a querer comprar el billete de vuelta".
Y entonces lo entendí, yo tampoco quería irme de los brazos que empezaron a parecerme sábanas donde acurrucarme las noches de tormenta en las que el miedo solo era una excusa.
He pasado mucho tiempo varada en una playa que no llevaba tu nombre.
En el fondo necesitaba a alguien que me animara a seguir nadando, ese no era mi lugar. Y sí, seguramente encontrar tu sitio en el mundo es uno de los asuntos más complicados hasta que encuentras a esa persona, a la persona. Entonces descubres que tu rincón no es una parcela de tierra en el planeta, es una voz, unas manos, un corazón.
Yo tampoco quiero billete de vuelta porque esta ida improvisada ha sido la mejor.
Quizás no vamos a la misma velocidad, pero si en la misma dirección. Cuando tienes clara la estación donde cerrar los ojos con tranquilidad, todo se vuelve más fácil.
No sé, yo creía que todo esto era una carrera hasta que me has parado los pies para susurrarme "escúchate".
Gracias por enseñarme que el viaje de mi vida no es el del mejor destino, sino el del mejor recorrido. 💙 www.theacoak.es

Ayer volví al bar donde solíamos hacer ver que no nos interesábamos. Pedí una cerveza fría y pensé en todos los diminutos asuntos por los que a nosotros nos parecía bien brindar: "Por el conductor que nunca da los buenos días".
Las paredes siguen siendo de ese gris desgastado por todas las risas que dejamos escapar. También se conservan las iniciales que marcamos a escondidas en aquella mesa de madera sin saber que un día no iban a significar nada. O quizás significan más que nunca, no lo sé.
Bebí y recordé a qué sabían nuestras conversaciones jugando a esquivar la verdad.
No sé cuando decidimos no volver. Ni siquiera sé como acabamos así, siendo tan poco. Y créeme, me duele decirlo, pero el miedo nos ganó.
Yo nunca me atreví a pronunciar lo que sentía y a ti te daba miedo tenerlo que escuchar. Y viceversa, claro, porque si de algo estoy segura es de que los dos fuimos igual de cobardes.
No te lo niego, ayer volví por si volvía a verte allí. Me sentía capaz de acercarme sabiendo que tantos meses sin vernos no iban a crear ningún tipo de distancia entre nosotros. Me dolía pensar que podía encontrarte con otra persona.
Fui valiente, no a tiempo, pero me lo debía.
Encontré mucho rastro de ti, de todos los recuerdos que creamos juntos y de todo lo bonito que sentí a tu lado. Me acabé la cerveza reconociendo que nunca te he olvidado y te tuve que escribir:
"El bar de siempre dice que nos echa de menos. Y yo a ti, también. La cerveza no sabe igual si no brindo contigo. El conductor de autobús me ha dado los buenos días y sé que eso significa algo bueno. Lo hicimos mal, pero espero que estemos a tiempo de arreglarlo."
Le di a "enviar" sabiendo que eso podía significar el principio o el final definitivo de lo nuestro. Si algo he aprendido es que la vida es de los decididos.
Ojalá tú también te atrevas a arriesgar.
Espero tu respuesta. 👉 Nuevos productos y apartado de ilustraciones personalizadas en www.theacoak.es

Le cerré la puerta al optimismo creyendo que jugaba con mi ilusión y ahora creo que lo único que me hacía era feliz.
Lo eché de mi vida como quien decide no ponerse nunca más su camiseta preferida porque ha tenido un mal día con ella.
Fue una mala decisión.
Sé que cuesta eso de compartir sonrisas cuando solo se reciben los "ser pesimista es ser real". La verdad es que esa expresión me parece una barata excusa para no soñar.
Es mucho más fácil asumir que este planeta está loco y la vida es un juego de cartas en el que decide el azar. Tomar decisiones no está hecho para todo el mundo y supongo que de eso viven los imposibles.
Rodearse de optimistas hace las heridas más superficiales y los éxitos más alucinantes. Creo que está infravalorado el poder de la risa, de los "venga que puedes", de los "lo vas a conseguir".
Escasean los "vales mucho", los "no te rindas" y los "yo estaré aquí".
Hay demasiado corazones alimentándose del mal ajeno, del fracaso del resto, de las caídas de su alrededor. Supongo que con el tiempo se darán cuenta de que aquí los únicos que pierden son los que siempre eligen el camino recto, sin obstáculos.
Si está siendo fácil, el final no va a valer la pena.
He vuelto a dejar que el optimismo reine. Confío fielmente en que lo que transmitimos es finalmente lo que nos acaba pasando.
Sé que suena complicado, pero se resume en: quiero sonreír más.
La vida es una ecuación constante en la que restar, a veces, implica sumar más.
Sé que me entendéis. 👉 www.theacoak.es

Hoy me ha sonado el móvil y al ver tu número he preferido no cogerlo.
No es que no quiera hablar contigo, es que no tengo nada que decirte.
Entiéndeme, no siempre es necesario decir nuestra opinión y no es que no sea útil, es que sé que no quieres escucharla.
Me llamas para tratar de entablar una conversación cargada de indiferencia y distracción. Intentas que hablemos como si no pasara nada y claro, sí pasa.
Sé que en el fondo solo buscas tu propia tranquilidad, pero yo he tenido que encontrar la mía cuando pensaba que formábamos parte de la misma tormenta.
Nunca he sabido saltar las decepciones como charcos en días de lluvia.
Hoy ha sonado el teléfono y he preferido acabar de oír el tono de llamada antes que tu voz. Y créeme, no es que no la eche de menos, es porque recordarla hará todo esto aún más difícil. Seguramente me daría un vuelco el corazón y una vez más pasaría página a un problema que en realidad nunca ha tenido final ni solución. Así lo único que conseguiríamos es acumularlo, y a la larga, aún nos haríamos más daño.
Hoy en la pantalla ya no salía "llamada entrante de amor" salía "llamada entrante de él". Al final hemos conseguido eso que tanto temíamos: que el amor se apagara como una vela a la que un soplido obliga a dejar de dar luz antes de que se consuma.
No podemos llenarnos la mochila de más decepciones.
Dicen que del amor al odio hay un paso y yo prefiero quedarme en mitad del camino para que la distancia se encargue de llamar al olvido antes que al dolor.
En realidad odiar es un lastre para el que lo hace, se ensucia demasiado el corazón.
Ojalá con el tiempo podamos cruzarnos y reconocernos la verdad: "No supimos querernos, no lo hicimos bien".
Ojalá sepamos hablar en plural y no nos lancemos piedras para quitarnos la culpa de encima.
Tú y yo hemos sido roce más que cariño.
Y pese a todo, te deseo lo mejor.
💙 Ey! Hasta las 00h con el código "felizmartes" tenéis descuento en todos los productos de la shop.
www.theacoak.es

A veces creo que confundimos cantidad con calidad.
Me ha pasado más de una vez eso de tener un corazón de pocos centímetros en la mano capaz de querer con más intensidad que alguien que presume de tener uno que no le cabe en el pecho.
Hablamos más de la cuenta y hacemos menos de lo que deberíamos.
Siempre acabo actuando por impulsos, por brotes de principios que no me dejan dar ni un paso más si no los obedezco. La verdad es que me alegra ser así: lo que sufro por un lado, lo recupero siempre disfrutando del bien ajeno.
Al final somos lo que hacemos y lo que pensamos y decimos queda en el olvido.
Mirar hacia otro lado es solo para cobardes. Dicen que girarle la cara con los brazos cruzados a una injusticia nos hace directamente cómplices de ella.
Y no sé, la verdad es que siempre he preferido perder en los juegos en los que se hacen trampas. En esos ni siquiera vale la pena participar.
Nos falta bondad y nos sobra orgullo.
Lo de ser mejor está en uno mismo. Lo de cambiar depende de ti y se hace poco a poco, día a día.
Nunca me han valido los "no cambies nunca" porque son como decir "no evoluciones más". Oye, estamos hechos de aprendizajes, de lecciones, de caídas.
No hay ningún ganador constante que sienta que siempre puede dar un paso más. Es cuestión de perseverancia, no de éxito. Siempre ha sido más difícil mantenerse que llegar.
Y lo sabemos, en el fondo todos lo sabemos. Pero hay cosas que siempre silenciamos porque autoengañarnos cuesta menos que decirnos la verdad.

PD: Hoy hemos hidratado al pequeño de la foto. Se había caído del nido (que por suerte hemos encontrado). Él no lo sabe, pero me ha inspirado mil. Vuela alto pequeño, se te veía en la mirada que tenías muchas ganas de vivir.

Deja que te lo explique: te quiero.
Sé que suena fácil y conciso, pero son las dos palabras tras las que he escondido más asuntos.
Te quiero con la misma decisión con la que abrimos cada mañana las persianas para dejarnos abrazar por la luz. Supe que lo hacía porque que tu "buenos días" fuera el primero cada mañana, conseguía hacer de paraguas en todos los lunes de lluvia.
Mi mirada esperaba que tu nombre encabezara todos los mensajes que sonaban a cualquier hora.
Es bonito sentir que ha llegado esa persona sin saber que en el fondo, la estabas esperando toda la vida.
Supongo que la palabra amor debería ir definida en el diccionario con nombres de persona. Para todos sería más fácil de entender, resultaría más sencillo encontrar todos los matices.
De pequeña deseaba constantemente encontrar a un príncipe y ahora que estás a mi lado, comprendo que lo especial es encontrar a otro personaje con el que compartir desenlace y final. Ahora entiendo que lo bonito es sentir que la realidad supera a la ficción. No quiero que mates dragones por mi, basta con aprender a esquivarlos de la mano.
El amor no es de quien nos protege, es de quien nos hace sentir más fuertes al intentar vencer.
Soy la superheroína de mi vida y quererte me hizo ver que tenía más poderes de los que creía.
Sonrío más desde que estás tú dispuesto a convertir mis historias en libros que valga la pena leer.
Entiéndeme, no es el te quiero, es todo lo que eso significa. 👉 Ya conoces nuestra tienda? Puedes visitarla en www.theacoak.es

Son las risas las que sirven de imán.
Un sin fin de carcajadas son capaces de acercarnos a tan solo unos milímetros.
Son las sonrisas las que crean la complicidad, las que te hacen sentir poderoso al lado de otro corazón.
Supongo que si dejaramos a la felicidad reproducirse más en nuestro rostro, aunque sea por las pequeñas cosas, el mundo giraria con más sentido, tanta vuelta daría menos dolor de cabeza.
Parecemos expertos en transmitir cosas negativas creyendo que así expulsamos lo malo cuando en el fondo, lo único que hacemos es crear más negatividad.
Cuando te conocí supe que estábamos a muy pocos minutos de no poder hacer nada para evitar querernos.
Me dijiste "sacas lo mejor de mi" y yo entendí que eso era el verdadero amor: ver lo bueno de absolutamente todo.
El respeto es el adhesivo y la confianza el abrazo que nos hace sentir siempre mejor.
Y así, después de quererme, supe quererte a ti también.
Así hemos acabado siendo mucha calma para muy poca tormenta. Los truenos los llevan otros, que prefieren perder su vida siendo lluvia encima de alguien sin paraguas.
💙 Tienda estrenada! Podéis visitarla en www.theacoak.es

Te miro y solo veo una manada de ganas de abrazarte gritándome que vaya a por ti.
Dicen que cuando alguien nos está mirando no acabamos nunca de ser del todo nosotros mismos y a mi me pasa lo contrario al verte a ti, me siento más yo que nunca.
Tu piel es un camino que quiero andar descalza y ese modo travieso de mirar, un semáforo permanentemente en verde diciendo: pasa, no hay peligro.
No sé si me he enamorado de tus virtudes o de tus defectos sin maquillar tratando de avisarme: "yo también estoy aquí, yo también voy a formar parte de lo vuestro".
Marqué todos mis errores con rojo y un "muy mal" que tú has decidido cambiar por un "regular, se puede mejorar". Quiero que entiendas que yo no conocía una versión más bonita de mi misma, que yo no había querido nunca así, sin ningún "pero".
Yo nunca había sabido ver en el espejo una piel tan sonriente porque la has acariciado tú. Nunca me había dado vergüenza descubrirme sonriendo al pensar en ti ... yo nunca sonreía porque sí.
Supongo que el amor se ha apoderado de mi y me está haciendo cosquillas por todo el cuerpo, me provoca la risa y me apaga el terror.
Siempre tuve al romanticismo castigado escribiendo mil veces eso de "no estoy hecho para ti". Quizás culpé a las comedias románticas de todo lo que yo sola me prohibí sentir.
Es absurdo no subir a la cima por las pocas ganas de empezar a escalar.
Que el amor existe, va siempre con nosotros, solo hay que dejarlo salir. 🌿 Mañana a las 12h estrenamos la @theacoakshop

Supongo que en el fondo no tenemos tanta memoria selectiva como nos gustaría. Nos sentimos poderosos cuando aprendemos a borrar de la mente algunas espinas que hicieron daño en su día, pero siempre queda el pinchazo dispuesto a doler.
Hay asuntos paseándose por la memoria que nos cogen de los tobillos para que no logremos avanzar, se convierten en cuerdas resistentes dispuestas a perder la fuerza cuando queremos y nos dejamos querer.
Todos los recuerdos que duelen son los que pesan y nos impiden alzar el vuelo.
Lo malo debería durar solo unos segundos. Arrastrar pensamientos dolorosos es como hacer protagonista al monstruo que no nos quiere ver sonreír.
Ojalá pudiéramos ser pez que olvida el susto pero no al tiburón que se lo quiso comer. Estaría bien enamorarme siempre por primera vez al verte aunque en el fondo ya lo hago. Hay algo en ti que sigue sorprendiéndome y es que consigues que mi mente solo se llene de instantes que valga la pena recordar. Y no sé, a veces siento que llenar el presente de asuntos bonitos es el modo más sencillo de curar las astillas del pasado. 🌿 El sábado estrenamos la @theacoakshop

Ojalá nos pudiéramos quedar a vivir para siempre en la sensación de andar por la calle creyendo que somos los protagonistas de un gran videoclip.
No estaría tan mal lo de despertarnos cantando como en un musical o saltar encima del colchón usando el cepillo como micrófono.
Yo me quedaría mi cuadro preferido grabado en la retina para acudir a la paz que me transmite más de una vez.
Sería el vuelo de una falda en la coreografía más espectacular del mundo o el lienzo en blanco de un artista que aún no sabe por donde empezar.
Me gustaría vivir en la imaginación de un guionista y en la voz de un poeta que lee sus escritos cuando nadie más los ha visto aún. Ojalá pudiéramos sentir las caricias de los dedos de un músico afinando su guitarra o pasar la tarde en el reflejo de un actor que ensaya su papel frente al espejo.
Me gustaría ser partitura y la palabra "fin" en la primera novela de alguien.
Me gustaría conocer todas las noches en vela, los días de nervios y el aplauso que lo compensa todo después.
Me gustaría desearle a todos los que no consideran el arte un trabajo, que ojalá conocieran la magia del antes, el durante y el después.
Hay cosas que aún no entiendo ni quiero entender.
La vida es muy corta para pasarla destruyendo en vez de construir.

Convierte en sonrisa todo lo que toca.
Yo no creía en la magia hasta que la descubrí en sus carcajadas.
Supongo que todos vamos con la felicidad escondida en algún rincón del cuerpo y hay personas capaces de encontrarla con más facilidad. La obligan a salir, le piden que mande más.
Ojalá la risa fuera el timón de nuestras vidas. Ojalá el amor sirviera de mapa y así nuestro sitio preferido en el mundo no sería tierra, sería persona.
Volar es solo para los que abren la mente y despliegan el corazón.
Nos empeñamos en poner cerraduras a los sentimientos y creemos que la llave está en manos de algún desconocido. Jugamos como niños que no han aprendido nunca a perder.
No tenemos ni idea ... en el amor lo mejor es siempre quedar empate.

Most Popular Instagram Hashtags