borjagt borjagt

1067 posts   1068 followers   798 followings

 

Cuentan que en los barcos de galeotes había una inscripción que decía "Remar os hará libres". Y a golpe de percusión iban dando palada tras palada de remo, hacia un destino incierto.
Hoy no hay remos. El ritmo nos lo marcamos a golpe de teclado y encadenados a una pantalla.
Y mientras, busco en el móvil a ver si tiene una inscripción que diga "teclear os hará esclavos"

Hesitación: vacilación o falta de determinación ante varias posibilidades de elección sobre creencias, noticias o hechos.

Continentes y contenidos

Ese es el problema de beber, pensaba, mientras me servía un trago. Si algo malo pasa, bebes para intentar olvidar; si algo bueno pasa, bebes para celebrar; y si nada pasa, bebes para que hacer que algo pase. (Mujeres de Charles Bukowski)

"Hace muchos años, cuando las hormonas adolescentes parece que despiertan y el cerebro se ve influenciado por absurdas películas románticas, la protagonista de esta inverosímil -o no tanto- historia, se enamoró de un chico.
Después de mucho meditar, llegó a la conclusión que la mejor forma de demostrar su sentimiento era declarándolo a los siete mares -más bien a uno sólo, el Cantábrico-. Por ello, escribió un mensaje claro: "Amo a Raúl". Lo metió en una botella de refresco, la cerró con el tapón y la lanzó al mar. Inmediatamente recapacitó y decidió que una botella era insuficiente, así que lanzó otras once con idéntico mensaje.
Orgullosa de su manifestación de amor, volvía por el paseo marítimo con una sonrisa de oreja a oreja, cuando se cruzó con Raúl. Él le sonrió mientras pasaba su brazo por la cintura de otra chica.
En un ataque de despecho, la protagonista corrió al supermercado, compró otra docena de botellas, se las bebió, escribió "el idiota de él a mí no" y también las lanzó al mar. Fin."
"¿Y la moraleja?"
"¿Qué moraleja? ¿Por qué debería haber moraleja?"
"Madre, todas las historias tienen moraleja..¿qué aprendiste de aquello?"
"Tres cosas: que lanzar botellas al mar es una conducta sancionable administrativamente; que el aero-red es muy eficaz para aliviar los gases; y que los amores de verano, no son amores, estando condenados en otoño y sentenciados por el invierno".

La breve historia del hombre que perdió la cabeza, pero aun así cumplió con sus deberes de un buen padre de familia.

Abstracción

“Tengo una oferta que hacerte”. Esa es la frase que me dijo Enrique el 2 de febrero de este año. Después de explicarme su proyecto “Miradas Íntimas”, y casi sin dejarle continuar, escuché a mi propia voz contestando un “Sí, cuando quieras” que ya no pude silenciar.
Pasó un mes escaso y la pantalla del móvil se iluminó: “Ha llegado su hora. Soy Enrique Fantova y quiero robarle el alma”. Hay que reconocer que ese mensaje no era especialmente motivador, pero uno –el que escribe- a veces es un tanto inconsciente. “Sin problema. Hora y lugar”, contesté.
No me gustan las fotos. Perdón, corrijo: no me gusta que me hagan fotos o, más bien, no me gusta verme en fotografía. Pero pudo más la curiosidad de conocer cómo es una sesión de fotografía y cómo trabaja Enrique. Un fondo negro, una silla, un foco lateral iluminando y el resto de la habitación en oscuridad absoluta. El escenario impresiona e intimida.
Pero, jugando con las palabras, es curioso cómo una simple “d”, situada al final de una palabra, puede transformar el miedo en confianza. Eso es lo que logró Enrique: Intimidad. La fotografía de Enrique me parece sencillamente potente en su aparente sencillez, que no lo es en absoluto. En cada una de las imágenes que capta, siempre muy meditadas, logra transmitir honestidad, tranquilidad, inocencia y vitalidad. Esos calificativos se pueden trasladar al propio Enrique, una persona honesta, discreta, humilde, sincera y muy vital.
La sesión pasó volando entre reflexiones sobre la amistad, la familia, la vida y el sonido de la cámara con la que, efectivamente, creo que me robó (o, al menos, retrató) el alma.
A través de “Miradas Íntimas”, @enrique_fantova ha invitado a doce personas a que, por unas horas, se abstraigan de las urgencias del día a día y se sienten a reflexionar sobre ellas mismas.
Y así, desde la calma, han viajado por recuerdos y vivencias, evocando algunas de las situaciones -buenas o malas- que conformaron sus propias vidas.
Unas vidas que él deconstruye y reconstruye a través de las miradas y gestos plasmados en estos retratos.

Medalla de bronce en paralelas

El amante guisante

Capítulo inédito: Jessica fletcher y el caso del frango robado.

A 67 váyase a...

Most Popular Instagram Hashtags