[PR] Gain and Get More Likes and Followers on Instagram.

arianuchis arianuchis

3078 posts   129563 followers   1822 followings

Arianna Arteaga Quintero  Periodista, fotógrafa y viajera. Patacaliente irremediable. #venezuelatequiero #viajeconpasaporte #elcaribeteloda

http://www.lapequecomeflor.com/

"Ave María, Ave María, San Juan Bautista con alegría" cantan las mujeres de Chuao desde las 5 de la mañana con ese vozarrón de negra que eriza la piel mientras bailaban con faldas y banderas de colores.
Le piden, agradecen, le reclaman, se excusan si llegan tarde, lo tutean y echan vaina como quien le habla a un familiar cercano.
Nunca vi una relación tan cercana con un santo antes, puede que sea la imagen de muchachito que las hace entrar en confianza, pero es hermoso.
A mi la fe me conmueve porque es creer en la posibilidad de la magia universal que mueve lo que no comprendemos.
Así que dancemos, bailemos con alegría que se convierte en lágrimas, dancemos el dolor, la vida y la muerte, hagámoslo al ritmo de la caja, con colores, con amor, con fe y esperanza.
"Ave María, Ave María, San Juan Bautista con alegría" hasta que nos escuche.
#venezuelatequiero #dosdeviaje #sanjuan

El poderoso, altivo y hermoso Chorrerón de Chuao.
Hoy lo vi por primera vez y estuve tan feliz que lloré.
Ahora entiendo que describe el caudal de dolor que se me desborda del alma.
Toda la alegría que sentí al verlo, se tradujo en el dolor de otro muchacho asesinado por querer un mejor futuro.
A veces la naturaleza me habla y me cuesta un rato escucharla.
#venezuelatequiero

A mi me encanta hablar con la gente que me encuentro por ahí.
Este es Miguel Ayala, pescador de Choroní de toda la vida.
Mientras me explicaba el paso a paso minucioso de cómo se repara una red, me habló de cuando era marino mercante, de cuando le ha tocado romper la red para dejar salir ballenas enormes, de la emoción de una pesca abundante.
Ayer aprovecharon que la tormenta Bret no los dejó salir a pescar para reparar sus redes, chequear fallas en los motores y el casco de las embarcaciones.
Me cautiva la vida del pescador y esa relación tan cercana con el mar.
Cuando viajo por Venezuela lo que más disfruto no es el verde de sus paisajes, es el alma de quienes la habitan.
No me interesa por quién votaron o en quién creen, me importa que sean trabajadores, que hagan lo suyo con cariño y que quieran progresar.
A la hora de la chiquita, todos somos venezolanos y más que ello, humanos.
#venezuelatequiero #dosdeviaje #uninstanteporVenezuela

Foto: @branimir_caleta_dp

Cuando me encuentro con Playa Grande enorme, turquesa y solitaria un día de semana, me enamoro perdidamente.
Cuando conozco ahí a Miguelángel, un chamo cuya tesis de 5to año de bachillerato es sobre la protección de Tortugas Marinas en Choroní y ahora lo enseña en las escuelas del pueblo porque su tesis "no se va a quedar engavetada en un clóset del liceo", me emociono de esperanza.
Ni hablar de cuando cuatro muchachitos del pueblo me recitan los nombres de las tortugas que anidan en Aragua y me enseñan en la arena cómo son las huellas de esas especies.
Ahí me conmuevo hasta el centro más verde del alma.
Venezuela y su infinita capacidad para enamorarme y aterrarme.
Menos mal que he aprendido que lo que me enamora es muchísimo más poderoso y por eso sigo mostrándolo.
Porque ahí está.
#venezuelatequiero #dosdeviaje

Dicen que después de la tormenta viene la calma.
Qué difícil resulta asirse a ello en medio del chaparrón.
Somos pequeños y no podemos ver el cuadro completo, vemos nubes, vemos olas, percibimos oscuridad y no sabemos qué hay más allá.
Toca aguantar, resistir, tomar fuerza, estructurarse, llenarse de esperanza, protegerse y prepararse hasta que la calma llegue.
No perdamos la esperanza.
La calma vendrá. Tocará reparar los daños, honrar a los caídos, comenzar de nuevo con bases más fuertes, pero vendrá.
#venezuelatequiero -estamos en Choroní grabando #dosdeviaje porque en medio de la tormenta insistimos en construir para la calma-

En las palabras de @periodismodepaz : "Dijeron socialismo o muerte. Dijimos no al socialismo"
Nos disparan.
Yo hoy corrí por mi vida, porque un perdigón rebotó en el asfalto y me dio en la pierna y sentí mucho miedo, porque luego me caí aparatosamente con los ojos cerrados porque el gas no me dejaba abrirlos y la garganta se me cerraba, porque en la autopista nos perseguían motorizados y cuando nos resguardamos en Paseo Las Mercedes nos echaron gas dentro del centro comercial donde cientos de nosotros corrían de arriba a abajo porque el gas entraba por ambos. Hoy corrí por mi vida y vi mi propio terror reflejado en los rostros que me rodeaban.
Hoy mataron a otro niño.
Foto de @christianveron para @reuters

La voluntad de un par de paticas.
Se activan, se movilizan, siguen, continúan, insisten, viajan, recorren, regresan y vuelta de nuevo.
Se lanzan, reclaman, exigen, se amañan a una cabeza que procura comprender, temen, corren, pisan fuerte, se esconden y salen de nuevo.
Se unen a miles, a millones, a unos pocos, no se enfrían, no retroceden, avanzan.
Hoy son 80 días.
¿Seguimos?
#venezuelatequiero

Eres el papacito de esta manada mixta y con pelos que viaja, regresa y se ama.
Catalina tiene al papi más alcahueta, Clotilde al consentidor y yo al papito rico.

Te amo @gabo_cardenas, felijdía mi luli 💪🏼💛🐥

Ayer se celebró el Día Mundial de las Tortugas Marinas y fue un día para recordar por qué tengo una tatuada en el brazo.
Las tortugas marinas se lanzan al mundo así de frágiles como vemos en esta imagen.
Durante sus primero años sortean todo tipo de peligros en la inmensidad de los océanos.
Pocas sobreviven, algunas cifras dicen que una de cada mil logra llegar a su edad adulta.
Ahora bien, cuando lo hacen y llega el momento de dejar descendencia, lo hacen en la misma playa donde nacieron.
En el mismo lugar donde alguna vez se lanzaron frágiles a la vida.
A mi eso me parece poesía natural y una razón poderosa para proteger las playas donde anidan.
En tortuadopcion.com puedes aprender más de ellas y hacer donaciones para que CICTMAR continúe su labor.
@proyectocictmar
#venezuelatequiero

"Como perros y gatos"
Hemos escuchado tanto esto ¿verdad?
Nos han enseñado que es imposible, que son demasiado distintos, que es un odio instintivo, que es mejor tenerlos separados y ya porque no pueden convivir.
Pero Catalina y Clotilde, mi perra y mi gata, si bien tienen sus etapas ásperas, pequeños conflictos y peleítas tontas, son hermanas y conviven en paz.
Lo mismo nos toca a los venezolanos.
Aunque cambiemos de presidente, es importante internalizar que el chavismo y la izquierda van a seguir existiendo.
Es hora de que lo vayamos asumiendo, abrazando y preparándonos humanamente para enfrentarlo con sabiduría, respeto y toneladas de empatía.
No podemos repetir la fórmula que pretende eliminar al que piensa distinto, porque sería convertirnos en lo que nos trajo aquí.
Y sí, claro que debe mediar la justicia y que todo el que obró fuera de la ley debe ser castigado.
Pero también es verdad que son miles las cosas que tenemos en común. Entre ellas el miedo que nos tenemos entre nosotros y que nos va a tocar derribar porque de este atolladero sólo podemos salir todos juntos.
TODOS los venezolanos juntos.
Como en este hogar, lo lograremos a través del amor, la única fuerza capaz de transformarlo todo.
#venezuelatequiero

Pudiste haber sido tú Cati.
Pude haber sido yo la que hoy, con el bermuda aún ensangrentado diera declaraciones contando cómo funcionarios entraron a la casa a vejarnos por disentir y te dispararon.
Pudo haber sido cualquiera de nosotros.
A todos nos están amenazando al futuro, a todos nos han quitado la comida y las medicinas, las leyes, la democracia.
Ayer le tocó al edificio los verdes, pero no sabemos quiénes son los próximos.
Si no salimos a gritar fuerte que no queremos esta dictadura, nadie lo hará por nosotros.
Sí que da miedo disentir hoy en día, que lo diga la dueña de Cross, que lo digan quienes han visto morir y herir a sus pares en la calle.
Te lo digo yo que he corrido y me he escondido y he llorado de impotencia, rabia y frustración.
Pero más miedo da vivir en dictadura.
Más miedo da perder la libertad.
Entonces ¿seguimos?

Volver.
De un tiempo para acá he aprendido a abrazar la bipolaridad de mis sentimientos.
La euforia que me produce volver a casa me levantó antes de que sonara el despertador a las 6, atormentar al taxista para que evitara a como diera lugar el tráfico limeño y a llorar de alegría cuando me dieron el boarding pass que decía Caracas.
Di vueltas en el avión sin películas, intenté dormir sin mucho éxito.
Emocionada grite al aterrizar en Maiquetía "¡Viva Venezuela libre y democrática!" arrancándole aplausos al avión entero.
Camino a migración me encuentro a una mujer llorando. No puedo evitarlo, me acerco a consolarla y destrozada me cuenta que se metieron en la casa de su familia en Maracay y los mataron a todos, incluyendo a su hijo de dos años, que viene a buscar a los dos que le quedan y a su mamá para sacarlos a Perú a como de lugar.
Lloro con ella, nos abrazamos.
Entiendo que no existe consuelo que yo le pueda dar, me dice que todo es culpa de estos hijos de puta que nos gobiernan, que hasta cuándo.
Luego veo una fila de chinos en el Seniat, evidentemente los están matraqueando. A una familia se le acercan dos funcionarios a ofrecerles dólares por debajo del precio y a sacarles las maletas sin pasar revisión.
No me aguanto y les digo en voz alta que así no se recibe a ninguna visita, que les debería dar vergüenza, que ellos son la primera impresión de llegada.
Ni contestan.
Al salir veo al amor de mi vida, veo a mi perrita hermosa y siento que el corazón me late de nuevo.
También me encuentro con un montón de gente vestida de Vinotinto recibiendo a los muchachos, a nuestros hermosos muchachos subcampeones mundiales.
Aprendo a convivir con el dolor, la rabia, el amor y la alegría.
Todos juntos y en su lugar.
Todos justificados.

Mañana me planto desde temprano porque quiero un país con menos dolor y más alegrías.

Los veo en la calle.

Most Popular Instagram Hashtags